Siempre Informado

Posted by: tallink Category: Verde Comments: 0 Post Date: 11 enero, 2019

Loncheras divertidas

¿Sabes si tu hijo se come los alimentos que le mandas en su lonchera? ¿Le has preguntado si le gusta? ¿Cuántos de los alimentos que le envías en verdad consume y cuantos comparte con sus compañeros? Estas son preguntas que todos los padres deberían hacerse y es por eso que Bacterion les trae unos sencillos trucos para que las loncheras de los más pequeños de la casa sean divertidas y nutritivas:

Saber los gustos de tu hijo: Es esencial conocer cuáles son las preferencias de tus pequeños. Pregúntale y prepara junto a él una pequeña lista de su comida favorita, donde se incluyan frutas, líquidos, entre otros; hazlo partícipe al momento de ir al supermercado por los alimentos, así él sentirá que interviene en su alimentación.

Enséñale: Es importante concientizar a los niños sobre la alimentación saludable. Por eso, cuando estés preparando los alimentos, inclúyelo en el proceso y deja que ellos experimenten con nuevos sabores y formas de preparación.

Que su lonchera se convierta en toda una experiencia: Recuérdale cuánto lo amas dejando pequeños detalles al interior de su lonchera: una nota, su juguete favorito y hasta un pequeño dulce hacen que el momento de alimentarse sea una caja de sorpresas.

¿Qué debería llevar una lonchera nutritiva?: para hacer que la lonchera de tus pequeños sean nutritivas, debes incluir 4 tipos de alimentos fundamentales: el primero, son alimentos con vitaminas como las frutas y las verduras, se recomienda mandarlas enteras para que conserven sus nutrientes. El segundo tipo de alimentos son las proteínas como el atún o las carnes (res, cerdo y pollo). El siguiente tipo, son los alimentos energéticos como cereales y pan que son muy importantes para las primeras etapas donde se requiere una gran reserva de energía; y por último encontramos los líquidos, lo mejor es optar por los naturales.

A continuación te damos algunas ideas de loncheras saludables, divertidas y fáciles de hacer para tus hijos:

Lonchera 1: Prepara un sándwich de pollo o atún, puedes incluir algunas verduras como tomate o lechuga. Acompáñalo de palitos de zanahoria con un dip (Crema o yogurt) y un jugo natural.
Lonchera 2: Haz un sándwich de jamón, lechuga y tomate. Incluye cereales integrales con yogurt y fruta.
Lonchera 3: Prepara una salchipapa, puedes hacerla al horno para evitar los alimentos fritos. Pon un yogurt del sabor preferido de tu pequeño y unas galletas.
Lonchera 4: Puedes intentar enviándole nuggets de pollo al horno. Adiciona algunos frutos secos como maní, una fruta y algún jugo natural.

Recuerda convertir el momento de comer en una experiencia, donde los sentidos se apropien de estos espacios y la comidas (desayuno, almuerzo y cena) no sean solo para ingerir los alimentos sino una oportunidad para disfrutar en familia con confianza.