Siempre Informado

Posted by: tallink Category: Verde Comments: 0 Post Date: 2 abril, 2019

Más manos, menos peso

En muchas ocasiones las mujeres son las encargadas de la administración del hogar, pero no por eso deberían ser las únicas en intervenir ya que es responsabilidad de todos ayudar. Repartir las responsabilidades entre los integrantes del hogar, hará de la organización de tu casa la tarea más fácil de todas. Piensa siempre en las capacidades de los demás, así podrás planificar y entregar las responsabilidades de cada uno. Si no sabes por dónde empezar, ¡relajate! Bacterion te ayudará con esta ardua tarea solo debes seguir estas recomendaciones:

1. No las veas como tareas, serán las RESPONSABILIDADES de cada miembro del hogar.
Pues no es lo mismo un quehacer doméstico que una responsabilidad, este título le da más peso e importancia a esta actividad.

2. Dale la importancia que merece.
Tómate en serio estas tareas, pues por más pequeñas que parezcan tienen gran importancia. No minimices lo que haces, todo importa desde lavar platos hasta hacer la lista de mercado, si se deja de hacer se notará, ¡créelo!

3. No seas tan estricto.
Las responsabilidades no deben ser tareas de militares. Piensa en los tiempos y espacios de los demás; por ejemplo, no seas tan estricto y evita incluir en la lista responsabilidades como “lavar el patio los martes”, te recomendamos intentar siendo un poco más flexible y utilizar “lavar el patio una vez por semana”.

4. Vuelve a repasar las responsabilidades un mes después de ser estipuladas.
Puede ser que la manera como se estructuraron no sea la mejor en tu familia, y eso solo lo sabrás un tiempo después de ponerlas en práctica. Si este es el caso. intenta una reestructuración; pueden negociar e intercambiarlas, recuerda que hacer lo mismo siempre es aburrido y monótono.

5. Siempre valora lo que hacen los demás.
Siempre es bueno recibir un cumplido, pues si las cosas se hacen bien ¿por qué no hacerlo?

6. ¿Cómo debes involucrar a tus hijos?
¡Es muy sencillo! Delega responsabilidades según su edad, esto no solo ayudará a la organización del hogar, sino también que los ayudará a formar como seres humanos responsables. ¿Necesitas ideas? Pues toma nota:

– Si tu hijo tiene 2 a 3 años: Pídele que recoja sus juguetes y te ayude a colocar la mesa. Recuerda siempre hacerlo divertido.
– Si tu hijo tiene de 4 a 5 años: Dile que te ayude a acomodar las compras (mercado) y a separar la ropa sucia por colores a la hora de lavar.
– Si tu hijo tiene 6 a 8 años: Que ayude a barrer el jardín o patio, a regar las plantas, sacar la basura o a cocinar, pues a estas edades tienen la capacidad de hacer muchas más actividades.