Posted by: tallink Category: Sin categoría Comments: 0 Post Date: 7 octubre, 2020

DECÁLOGO PARA DARLE VIDA A TUS CRESPOS

Tener una cabellera crespa natural es la envidia de muchas mujeres, y si este es tu caso, ¡qué esperas para sacarle el máximo provecho a esos crespos! Un cabello rizado es sinónimo de personalidad, dicen por allí que no hay dos rizos iguales. Pero también dicen, y a ciencia cierta sabemos, que este tipo de cabello puede llegar a ser un poco difícil de domar, o mejor dicho, de entender.

Algunos tienen demasiado volumen, otros no el deseado y se forman solo de medios a puntas, pero lo que sí es igual para todos los tipos de crespos, es que suelen deshidratarse mucho, por lo que definitivamente, llevarlos de la manera correcta e ideal, puede convertirse en todo un reto. Por esta razón, hoy queremos compartirte un decálogo especial, donde encontrarás consejos prácticos y sencillos, con los cuales podrás comprender mejor tu cabello, para llevarlo de una manera que se robará todas las miradas.

(Imagen tomada de: https://www.modnapricha.info/uhod-za-kudryavymi-volosami/)

1.
Cuidado diario: Como ya lo sabrás, el cabello rizado requiere de un cuidado específico y este dependerá del tipo de rizo. Si se trata de un rizo fino, lo ideal sería lavar aproximadamente cada dos días, para evitar que la onda pierda su elasticidad. Pero si se trata de un rizo más grueso, se recomienda lavarlo una única vez a la semana, o cuando se note sucio.

2.
Utiliza Muss 3D Totally Curly: Para preservar la integridad de tu fibra capilar y la definición de tus ondas o crespos, es necesario utilizar productos específicos para las necesidades de tu tipo de cabello. Por esta razón te invitamos a probar toda la línea especializada en rizos de nuestra marca hermana Muss, la cual cuenta con la acción nutritiva de la Keratina y la Biotina, sumada a la poderosa acción del Aceite de Jojoba, logrando así brindarte un cuidado completo en 3 dimensiones para un cabello rizado y hermoso. Esta línea cuenta con shampoo, acondicionador y crema para peinar.

3.
Trabájalo siempre mojado: A los crespos les gusta la humedad, así que siempre peina y desenreda tu cabello en la ducha y con un peine de dientes ancho, ya sea con el acondicionador, una crema suavizante, o una mascarilla puesta. Empieza siempre por las puntas para terminar en la zona de la raíz. Evita volver a utilizar cepillar tu cabello en el resto de la jordana, y mucho menos si este se encuentra seco, ya que el resultado será una melena con frizz.

4.
Sécate el cabello en la ducha y con la cabeza hacia abajo. La clave está en esa técnica “amasadora” que seguramente conoces y has aplicado: presionar las puntas y mover el cabello hasta la zona de las raíces. Esta técnica es ideal para darle volumen a nuestro cabello, ya que así nuestro rizo se mantendrá definido. Evita en todo momento frotar tu cabello con la toalla, ya que esto hará que tus crespos pierdan su forma y se enreden. Al salir de la ducha simplemente coloca la toalla sobre los hombros y sobre esta deja que tu cabello caiga libremente.

5.
A la hora de dormir: No te acuestes con tu cabello mojado, ya que irse a la cama de esta manera hará que tus rizos se aplasten. Asegúrate de tenerlo 100% seco antes de tocar la almohada.

6.
Utiliza un difusor: Si eres de las que seca su cabello con una herramienta térmica, asegúrate de que tu secador tenga un difusor, para que así, con el cabello húmedo, lo seques y tu rizo adquiera peso y volumen. El secador debe estar a una potencia baja, pero con el calor al máximo. Realiza el menor número de fricciones posibles con el difusor, pero trata de prolongarlas en el tiempo, hasta que el cabello esté seco. Durante el secado intenta no tocar el cabello con las manos ni con el peine.

7.
No te toques el cabello en exceso: Procura no tocarte el cabello después de haber terminado tu rutina de cuidado. Jugar con este destruye la forma de tus rizos. Cuando llevamos nuestros dedos constantemente a nuestro cabello podemos hacer dos cosas: retirar los aceites hidratantes naturales que tiene nuestro cuero cabelludo, o por el contrario, agregar más, haciendo que este se vea grasiento o demasiado seco.

8.
Rutina de noche: Antes de descansar, debemos tener en cuenta que tantas horas con el cabello suelto y aplastado, puede afectar tanto la forma, como la definición de nuestros rizos. Así que tenemos algunas opciones para evitarlo y que nuestro cabello no pierda hidratación: utilizar una funda de satén para la almohada, tapa completamente tu cabello con un gorro de dormir, o simplemente utiliza un pañuelo, así conseguirás mantener el rizo perfecto desde la raíz, evitando la fricción.

9.
Al momento del corte: Cuando te cortes el cabello, recuerda que el los crespos se recoge mucho cuando se secan, así que trata de cortar el mínimo, o incluso, puedes pedirle a tu peluquero que te corte el cabello cuando esté completamente seco. Si en algún momento deseas llevar tu cabello de una manera diferente y que no sea suelta, te recomendamos las trenzas, las cuales mantendrán tu cabello fuera de tu cara, sin aplastar tus crespos.

Con estos diez sencillos consejos, podrás empezar a entender y llegar esa cabellera crespa de la manera que deseas. Recuerda que con Luminance siempre obtienes los mejores tips de cuidado capilar, además de la más completa coloración.

Fuentes:
https://www.glamour.es/belleza/cabello/articulos/como-peinar-pelo-rizado/37560
https://www.instyle.es/belleza/pelo/peinados-pelo-rizado-como-cuidar_42381/1
https://hispanaglobal.com/10-consejos-para-pelo-rizado-o-crespo/