Posted by: tallink Category: Sin categoría Comments: 0 Post Date: 21 mayo, 2019

¿Crecer solo con papá influye en mi personalidad?

En la vida de todo niño es fundamental el crecimiento acompañado de una familia pero ¿Qué pasa cuando esto definitivamente no sucede? El amor y la seguridad que brinda un hogar es la mejor herramienta que tiene los pequeños para enfrentar el mundo sin miedo alguno.

En la actualidad es muy común encontrar hogares disfuncionales, problemas entre parejas, bebés no deseados, abandono, violencia intrafamiliar, entre otras son unas de las pocas razones que se presentan cuando encontramos niños que han sido criados solo por una figura familiar. Y ¿Qué pasa cuando es papá quien se queda? Nadie dice que es fácil para ninguna de las partes pero los hijos siempre estarán agradecidos porque fuiste el valiente que se arriesgó a seguir luchando.

¡Mi papá, mi héroe!

Soy una de esas afortunadas que creció solo con el papá y hoy en día le agradezco porque me formo como una mujer independiente, arriesgada y decidida. Me llamo Sofía, tengo 28 años y esta es mi historia.

“… Vivíamos en un apartamento mi hermana mayor, mi papá y yo. En realidad tuve una infancia común y corriente. Él era quien iba a siempre a mis presentaciones y hasta me peinaba para que no me pegaran los piojitos. Tengo muchas cosas que destacar sobre mi personalidad gracias a mi papá, él prácticamente no me dejaba llorar, siempre había un ¡Sí se puede! de su boca” Cuenta entre risas.

“No puedo decir que todo era color rosa pastel, porque no. Cuando estaba en el colegio, en séptimo grado, más o menos. Tenía un grupo de amigas, todas mujeres y hacíamos pijamadas, eso sí ¡Nunca en mi casa! Solo porque sus mamás no veían correcto que un grupo de niñas se quedaran a dormir en una casa en donde solo vivía un hombre. Yo en medio de mi inmadurez la cogía contra él”

Pero hoy en día, Sofía le agradece a su papá por su más grande regalo, EL PERMANECER. Considera que lo más importante que debe tener un hogar no es su composición. Sino el estímulo que les brindan a los hijos. Dedicarles tiempo, que se sientan amados e importantes será el mejor aprendizaje los guiará toda la vida.